Re-enactments

Lucilla Meloni
Arte guarda arte: Pratiche della citazione nell'arte contemporanea
2013
Compartir

Re-enactment significa la reconstrucción de un objeto de diseño; de una obra de arte; de un evento histórico, como una batalla, una revolución, un asesinato; de un estilo de vida (historical reenactment). A diferencia del remake, que designa más bien a una nueva versión, el re-enactment está caracterizado por una mayor fidelidad al original.

En los últimos años esta práctica se ha difundido en diversos ámbitos de investigación: del diseño a la música, del cine a la moda, en las nuevas tecnologías, hasta llegar a las redes sociales. Se trata de una relación con la historia (más o menos próxima), que se distingue conceptualmente del uso de la citación por la adherencia a la acción perdida que se toma en préstamo y que será reconstruida siguiendo un programa o guion.

En el ámbito del arte, el concepto se refiere por lo general a una performance –que de por sí es una obra de arte concebida como momentánea y raramente repetida por su mismo autor– que es re-hecha, re-puesta, re-activada.

El mexicano Luis Felipe Ortega está entre los primeros artistas que hicieron suyas algunas de las más importantes experiencias de body art. Artista multimedia, de formación filosófica y literaria, ha concebido parte de su trabajo como el espacio en el que se encuentran y formalizan los ecos del pensamiento, de los cuentos, de la poesía, como demuestran los trabajos inspirados por Italo Calvino, Dino Campana, Giles Deleuze. En 1994, en colaboración con Daniel Guzmán, realiza un video de diez minutos titulado Remake: un re-enactment ante litteram, que permanecerá como un referente no sólo en México, sino a nivel internacional.

A partir de la lectura de las fichas de las obras, textos críticos y fotografías de la época, los dos artistas volvieron a dar vida a las performances de Terry Fox (Corner Push, 1970), de Bruce Nauman (Self Portrait as A Fountain, 1966; Bouncing in the Corner, 1968) y de Paul McCarthy (Face Painting, 1978; Press, 1973), que no se habían visto jamás porque en el México de la época no circulaban esos trabajos.

La decisión de revivir dichas obras, de llegar a la razón de ser de su representación, es generada, como declara Ortega, del nexo que sentía tener con algunos autores de los años sesenta y setenta que habían tenido una relación particular con la literatura y la filosofía. La de Luis Felipe Ortega es una reconstrucción que nace fundamentalmente de la lectura de textos descriptivos que habían formado la obra original; mediada por lo tanto y ante todo por la escritura.

A este proceso de traslación le acompaña el residuo temporal inherente al re-enactment, donde la figura del performer/performance contemporáneo revive una obra envuelta en una especie de aura, por naturaleza misma de su medio y porque fue comprometida originalmente con la imposibilidad de reproducción.


Original en italiano. Traducción al español de: Before the horizon. Luis Felipe Ortega (Turner-Marso, 2016)